scan-072 - Copy (3)la bandera - Copy - Copy - Copy - Copy - Copy - CopyIMG_5573Calabazar de la Habana es un pueblo campestre dentro de nuestra capital cubana. Pueblo de artistas y bohemios, hijos ilustres y momentos de penurias y bienaventuranzas. Alfarero por tradición y origen, es muy próspero en sus cerámicas y diversos géneros artesanales y coloniales. Éste pueblecito a las márgenes del río Almendares utiliza su propia tierra barrosa para sus complejas y detalladas obras (el barro rojo) muy típico en sus suelos y jardines válidos. Justamente a lo largo de las márgenes de estas aguas acariciadas por las palmas y la ceiba se extiende todo un muro natural y pictórico ” La caña brava” madera exquisita y rústica, utilizada por los talentosos calabazeños ( o calabazareños) para la construcción de sonajeros y otros artículos artesanales para el comercio, el turismo y la decoración tradicional del poblado. Calabazar vio nacer a sus hijos ilustres y otros los cuales disfrutaron sus parajes quedando al final marcados por esta tierra, o terminando sus días como uno más en el recuerdo histórico. Allí vivieron, El general máximo Gómez cuya residencia se sitúa frente a los grandes árboles del parque, El doctor Carlos j finlay, quien se hospedo allí en una de sus visitas a la Habana, y otros sucesos ocasionales como el arresto y fuga  del muy conocido bandolero canario “Manuel García” ,(conocido como el Rey de los campos de Cuba), los patriotas Juan delgado y el cabo Negrin quien murió en un combate desigual contra los españoles en las afueras del pueblo. Otro de sus hijos fue José Bencomo mena, pintor cubano en tiempos de la república . Los Bismaraq y el poeta José ángel buesa el cual contrajo matrimonio y vivió por muchos años en nuestro suelo. Miguel de los santos (mi abuelo paterno)  pionero del cine silente cubano, vivió entre nosotros desde su juventud y se marchó al exilio cubano años más tarde. Esther Menéndez Suárez ( mi abuela paterna)y sus hermanas Ofelia , regla y Herminia , fundadoras de las orquestas femeninas Ensueño y las Anacaonas.

Hoy Calabazar se dispersa por el mundo por escapar de la dictadura comunista que somete aun nuestro suelo amado, pero justamente el sábado pasado en el parque Amelia en Miami Florida rompemos esta diáspora de años cuando un número prolongado de sus hijos dispersos se reencontraron después de tanto tiempo y momentos ineludibles. Inauguramos nuestra bandera en presencia de todos, identificados todos con la misma. Yo Rubén Santos, pintor y poeta de mi pueblo fui el elegido por mis coterráneos para el diseño y confección de nuestro símbolo ya vivo. Agradezco a Ladys Godoy y su esposo por tenerme presente en esta gran idea que hoy se nos expone como realidad y orgullo cubano. Agradezco la presencia de tantos hermanos en el histórico momento de nuestra exponencia y reencuentro mutuo.IMG_0980arregladoEste artículo fue publicado en el papel periódico “Los Tiempos” junio 2015.

  Agradecemos a: Ladys Godoy, Roberto Viza y Dianely Hernández,  por coordinar el evento de nuestro pueblo en junio del 2015. Fueron Ladys y Viza quienes me animaron a meditar en la idea de confeccionar nuestra bandera, petición aceptada afirmativamente desde el año anterior al recordado acontecimiento.

Uno de los tantos cometarios de nuestros pobladores en Facebook, despues del Historico Evento.IMG_7454

 

Bandera Calabazarena: Elementos de su esencia

Sus colores el rojo arcilla, verde calabaza y azul cielo son los predominantes en el entorno calabazeño. El rojo es el color de su tierra de la cual resurge ante todos como un pueblo de  alfareros y ceramistas, el verde sus grandes y ricas extensiones de terrenos y florestas donde creciera la calabaza rodeada por palmas reales, la ceiba y el flamboyán. El azul nuestro pedacito de cielo esparcido por el mundo el cual nos unifica finalmente en nuestra tierra y todos los exilios. Contiene los símbolos religiosos imperantes en nuestro pueblo, la  masonería con su compás pisando el fango el cual metamórficamente adoptara formas y encantos, la campana y la cruz representan la cristiandad en todos sus matices en nuestro pueblito (la campana, nuestro campanario del parque de san Juan) y la calabaza la ofrenda afrocubana al pie de la ceiba, también la localidad. Las chimeneas simbolizas los tejares y su imagen fálica como representación de fuerza y firmeza ante los desgastes del tiempo, sus situaciones históricas, geográficas etc. Al centro la glorieta del parque exhibe sus tejas rojas y rústicas mostrando su imagen colonial y patrimonio de los enamorados, bohemios, pintores y poetas de todas las generaciones calabazeñas, respaldada por la reja torneada a uno de sus costados, reforzando y salvaguardando lo antes expuesto. Su diseño y confección me llevó casi un año de meditación y estudio sobre el tema, logrando al final primero su cuadro simbólico, luego el final diseño. Luego de registrarle entre mis obras lo subí a las redes aún con inseguridad esperando la respuesta de mis pobladores en la isla y fuera de ella. Para mi sorpresa todo fue masivo y próspero. Todos se identificaron con ella. Desde el viejo al joven, cristianos, masones, africanistas y ateos. Idealistas de diversos grupos o países, todos vecinos, todos hermanos. Esta total identificación con el trabajo realizado me trajo un suspiro en el alma, un suspiro de concordia y concilios, de pensar en todos los que cooperaron en mi evolución como hombre poeta, pintor y cubano, en todos los que están en mis recuerdos de infante inquieto y todos los años que acontecieron y ampliaron mi ser.

Dos años más tarde sale a la luz el libro de Historia “Calabazar de La Habana, La ignorada historia de un pueblo olvidado” Escrito por Eduardo Milian Bernal, Historiador del Pueblo capitalino, Editado y revisado por: Rubén A. de los Santos, Creador de la Bandera Calabazareña  (Quien escribe).IMG_7437IMG_7495IMG_7492IMG_7493IMG_7466IMG_5569IMG_5574IMG_7681